Cómo Escribir una Carta de Renuncia Voluntaria

Uno de los momentos más traumáticos a los que puede enfrentarte en su vida laboral, es el de dejar un puesto de forma voluntaria, sobretodo si lleva años y existe una relación cercana con tus superiores y compañeros, una de las cosas que debes preparar en esta situación, es tu carta de renuncia voluntaria.

En la siguiente guía, vamos a darte toda la información que necesitas para redactar esta carta y entregársela a tus encargados de la mejor forma posible.

Incluso si estás emocionado por dejar una empresa, debes asegurarte de que tu salida final no sea traumática, sino que deje a todas las partes contentas con tu despedida y rendimiento aportado durante tus años de trabajo. Nunca se sabe cuándo te encontrarás con algunas de estas mismas personas más adelante en tu carrera o si tienes que volver.

Empecemos…

Cómo escribir una carta de renuncia

Lo primero es lo primero. La mejor práctica para avisar a su empresa es primero informar a su gerente en privado y en persona, y luego entregar la carta de renuncia poco después.

Evita despedirte de tus superiores por email, llamada telefónica o whatsapp, hazlo cara a cara y de la mejor forma posible.

Pasos para escribir una carta de renuncia:

Comienza con un encabezado formal que contenga tu información de contacto actual, o futura si tienes pensado cambiar de email o teléfono personal (es algo común sobretodo el cambio de email si ya tienes apalabrado tu puesto con otra empresa).
A continuación, incluye un saludo formal con el nombre de su jefe, usando dirigiéndote a el de la forma en la que normalmente lo haces (por ejemplo, Querido Pedro:)
El primer párrafo debe ir directo al grano. Declara cortésmente en una frase declarativa tu intención de renunciar a tu puesto de trabajo. Incluya el puesto al que renuncia, y lo más importante, la fecha en la que vas a dejar el cargo formalmente.

Mencionar la razón de tu renuncia es opcional, es una decisión personal, y se incluye más comúnmente cuando te reubicas en una nueva sucursal, vas a volver a ponerte a estudiar o especializarte, o por una razón que es neutral y no representa una amenaza competitiva para la compañía, como sería el hecho de que te vayas a una empresa de la competencia.
Ofrece un grato agradecimiento por la oportunidad, e incluye una breve reflexión sobre lo que fue particularmente significativo, agradable o valioso para usted durante el periodo vivido en la empresa.

Si tu paso por la empresa ha sido malo, no hables de ello. Es probable que hayas adquirido algunas habilidades que te servirán más adelante en tu carrera. Demuestra algo de clase al respecto y no caigas en la tentación de faltar el respeto, recuerda, nunca sabes cuando puedes volver a coincidir con alguien.
Ofrécete para ayudar en la transición, pero no te pongas a prometer más de la cuenta y a no cumplirlo despues. Lo más importante es mostrar a su empresa su voluntad de concluir cualquier negocio que ya estuviese en marcha antes de irte, y desempeñar tu papel para ayudar tanto a su gerente como a tu sustituto a tener éxito en el espacio que estás dejando libre.
Mantén una actitud positiva durante toda la carta y en general en los días posteriores a hacer oficial la renuncia.

Para ir concluyendo, ofrece a la empresa sinceros deseos de éxito. Elige tus palabras de despedida de tal manera que deje la impresión con la sensación de que pueden contar contigo en el futuro, siempre debes estar abierto a futuras oportunidades de comunicación, nunca sabes que puede pasar en el futuro.

Echa un vistazo a algunos ejemplos de cartas de dimisión si tienes dificultades para empezar o para encontrar las palabras adecuadas, o si estás experimentando una situación incomoda que no te deja concentrarte.

Ejemplo de una carta de renuncia voluntaria real

Si crees que necesitas un ejemplo real para saber como empezar a redactar tu carta, a continuación te dejamos un ejemplo real:

Estimado Alfredo

Haciendo uso de esta carta, quiero dejar clara de forma oficial mi deseo de renunciar al puesto de trabajo que he estado ocupando durante los últimos meses (o años), dando siempre la mejor versión de mi mismo, con el fin de crecer tanto como profesional como buscando el beneficio de la empresa.

Los motivos que me han llevado a tomar esta decisión son de caracter personal, y tras pensarlo detenidamente, he decidido dar por finalizada de forma voluntaria mi relación laboral con la empresa (nombre de la empresa) el próximo 5 de Julio de 2021 (siempre deja un margen de al menos 7 a 15 días), Espero que con mi decisión oficializada, la empresa disponga de tiempo suficiente para preparar todos los documentos necesarios y para buscar de forma activa un sustituto que pueda ocupar mi cargo.

Expreso en esta carta mi deseo de colaborar tanto en el proceso de selección si fuera necesario, como en los primeros días de adaptación al cargo de la persona elegida por la empresa para suplir mi salida.

Quiero agradecer de corazón la oportunidad dada a lo largo de todo este tiempo, así como su confianza para que ocupara este puesto.

Cordiales saludos, Javier.

Cómo entregar la carta de renuncia a la empresa

La idea de discutir tu renuncia con tu jefe puede causar mucha ansiedad o miedo, sobretodo si llevas muchos años en un puesto. Pero si has jugado bien tu papel hasta ahora, tu jefe estará realmente triste de ver que te vas, pero apreciará mucho ser el primero en enterarse, el empresario no deja de ser una persona más, que te conoce, te acompaña durante años y como todos, puede apreciarte como persona.

Su gerente también valorará la oportunidad de compartir un tiempo personal con usted antes de que se vaya.

En lugar de ser una conversación incómoda, es más probable que termine siendo un intercambio en el que se destaca el hecho de que usted y su empleador han sido buenos el uno para el otro, económica y personalmente, no te preocupes.

Consejos para entregar la carta de renuncia voluntaria:

Programa tu anuncio a tu jefe como una reunión al margen de lo laboral, sin otro orden del día. No la adjunte a una reunión programada regularmente, incluso puedes hacerlo fuera del horario laboral si la relación es realmente buena.

Intenta programar una reunión por la mañana, o a la hora en que tu jefe llegue a la oficina. Al hacerlo, alivia la ansiedad que se puede acumular durante la mañana o durante la hora del almuerzo. También minimiza el riesgo de que el jefe se vaya temprano, especialmente los viernes, cuando mucha gente suele acortar la jornada.

Tu carta de despedida no tiene que ser el final

Su carta de dimisión permanece en su expediente personal de forma permanente. Puede ser recordara incluso en el futuro si tenéis la necesidad de volver a trabajar juntos, al dar referencias o incluso si se le vuelve a contratar en esa misma empresa. Por lo tanto, es importante que sea altamente profesional y positiva, al igual que su currículum y su carta de presentación.

Maneja tu carta de renuncia como cualquier otra pieza que se usará en una búsqueda de empleo, y piensa en ella como una última oportunidad para demostrar que eres un autentico profesional que conserva su clase incluso dejando un puesto libre.

Deja un comentario