Saltar al contenido
mientrevistadetrabajo

Cómo actuar en una entrevista de trabajo.

Cómo actuar en una entrevista de trabajo.

Cuando nos enfrentamos a un proceso de selección, es común no tener clara cuál es la mejor forma de actuar durante una entrevista de trabajo.

Según en que puestos y para que empresas, es muchas veces incluso más importante la personalidad, el control de las emociones, saber estar y seguridad del entrevistado que su currículum o experiencia previa.

Cuando estamos en una entrevista, el reclutador se fijará en cada uno de nuestros gestos, desde nuestra forma de saludar, mirada, nerviosismo al hablar, incluso la posición en la que te sientas.

 

Guía sobre cómo actuar en una entrevista 

En este artículo, detallaremos todo lo que necesitas para saber cómo comportarse en una entrevista.

La comunicación verbal

Uno de los puntos más importantes y difíciles de dominar es la comunicación, ya que se ve influenciada por los nervios o las preguntas que nos puedan hacer durante la entrevista, sin embargo, es uno de los aspectos más importantes para superar con éxito un proceso de selección.

Consejos para mejorar tu comunicación en una entrevista:

  • Cuando te dirijas por primera vez al entrevistador, dale la mano, presentate e interesate por su nombre, nunca tutees de primeras, habla siempre en tono educado y deja que fluya la conversación de forma natural.
  • Los primeros minutos de conversación son perfectos para romper el hielo, aprovecha para hablar de lo mucho que te gusta la empresa, lo interesado que estás en ese puesto (sin mostrar desesperación), hablale de alguien que conozcas que ya esté trabajando en ella en caso de que así sea o de tu conocimiento del sector, siempre y cuando lo tengas.
  • Mantén un tono de voz lo suficientemente alto para que el entrevistador pueda escucharte, hablar en un tono muy bajo denota clara inseguridad y nerviosismo, algo que no queremos bajo ningún concepto transmitir.
  • Exprésate con total naturalidad sin vulgaridades, evita palabras malsonantes, pero no parezcas un robot ni excesivamente educado, recuerda que el entrevistador es una persona normal y si la conversación lo hace sentir cómodo es mejor para ambos.
  • Bajo ningún concepto utilices monosílabos para responder, es muy común que durante los procesos de selección la gente se ponga nerviosa y responda con un “si” a preguntas del estilo: ¿Tienes experiencia en este puesto?. Aprovecha para hablar de lo mucho que puedes aportar en ese puesto, desarrolla tus respuestas.
  • Incluye en tus intervenciones palabras que transmitan al entrevistador valores positivos, como “compromiso, respeto, planes de futuro en la empresa, crecimiento personal, profesional, retos o iniciativa.”.
  • No seas más hablador de la cuenta, muchas veces tendemos a soltarnos demasiado, llegando incluso a interrumpir al entrevistador, mide bien tus intervenciones, habla y desarrolla siempre que sepas del tema, se claro y directo, respetuoso y seguro, nunca trates de acaparar el protagonismo, debes dejar al entrevistador hacer su trabajo.
  • Prepara bien tus carencias, debes tener muy claro que decir para hacer resaltar tus puntos fuertes y sobretodo, tener un buen argumento que minimice cada uno de los puntos débiles.
  • Evita utilizar un lenguaje más culto o técnico del que seas capaz de controlar, esto puede hacer que transmitas imagen de superioridad o incluso una imagen negativa en caso de utilizar palabras muy complejas.
  • Mantén el interés del reclutador en todo momento, para ello, argumenta bien tus respuestas, interacciona y haz también preguntas sobre tu puesto y la empresa, de esta forma harás que la conversación fluya de manera natural.

 

Claves sobre la forma de actuar en una entrevista

La primera de las claves, es que nunca tengas miedo de interactuar, puedes y debes preguntar, desarrolla las respuestas con calma y trata de expresar en todo momento tu deseo de incorporarte al puesto y el valor que puedes aportar.

Puedes preguntar sin ningún miedo, demuestra interés por la empresa, sobre la posibilidad de ascender a largo plazo, hitos, incluso preguntale que opina de ti y tu perfil, esto transmite una gran seguridad en ti mismo.

Por otro lado, la segunda de las claves es evitar a toda costa los silencios incómodos, prepara muy bien las respuestas posibles, memoriza tu curriculum y trayectoria laboral, recaba toda la información necesaria sobre las funciones y el puesto y nunca, bajo ningún concepto te niegues a responder una pregunta.

En caso de que no quieres responder una pregunta incómoda o demasiado personal, no te niegues, simplemente argumenta que no consideras relevante dar una respuesta y por qué.

 

La comunicación no verbal y el comportarse en una entrevista

En la primera parte de este artículo, hemos hablado de la importancia de que exista una buena comunicación entre el entrevistador y el entrevistado, pero tampoco podemos dejar de lado el aspecto no verbal, cada gesto transmite información a nuestro reclutador y es importante cuidar el lenguaje corporal, o como mínimo saber las cosas que se deben evitar en una entrevista de trabajo para no causar una impresión negativa.

 

Consejos para mejorar tu lenguaje corporal:

 

  • Evita apretar la mano con demasiada fuerza, esto puede transmitir nerviosismo, ansiedad, desesperación y un bajo control de las emociones. Por otro lado, evita dar la mano con desgana, ya que transmitirás inseguridad, puedes practicarlo con algún amigo o familiar, hazlo de forma natural, firme, sin más.
  • Mira a tu entrevistador a los ojos, préstale atención, en caso de que tengas que pensar una respuesta o la entrevista eleve el nivel de intensidad, puedes desviar la mirada hacia algún objeto de la mesa o la propia oficina, nunca debes mirar la hora, ni en tu propio reloj ni en un reloj de pared si se encuentra en la sala.
  • Mantén una actitud positiva, sonríe y transmite que estás contento/a por tener la oportunidad de estar siendo entrevistado, sin forzarlo o parecer un robot. Resalta tu sonrisa sobretodo en el saludo y despedida, una sonrisa siempre genera positivismo y causa una buena impresión.
  • Siéntate de forma educada, y toma una postura erguida pero cómoda, que no se vea forzada y sobretodo, que te permita mantenerte relajado, evita posturas de desgana como tirarse demasiado sobre el respaldo o abrir demasiado las piernas.
  • Gesticula con tus manos mientras hablas, sin que sea algo excesivo, evita apoyarte sobre la mesa, morderte las uñas o apretar los puños.
  • Tocarte el pelo en exceso, rascarte, hacer ruidos o tocar la silla, mesa o suelo de forma constante, puede transmitir una sensación de nerviosismo negativa.
  • Apaga siempre el móvil antes de entrar en la sala, en caso de que no lo hayas hecho, bajo ningún concepto contestes una llamada o mensaje mientras estás siendo entrevistado o darás a entender que te importa muy poco la entrevista.
  • Cuida tu aspecto físico, ropa y peinado.
  • No entres con un chicle o caramelo en la boca, estás masticando mientras hablas es un acto de mala educación y una falta de respeto absoluta.

Otros consejos sobre cómo actuar

Recuerda que si llegas a la entrevista bien preparado, transmites seguridad, alegria, ganas de trabajar y te comportas de forma educada, tienes muchos más puntos de ser el candidato que termina ocupando el puesto de trabajo ofertado.

Nunca abandones la entrevista sin despedirte de tu entrevistador, agradécele el tiempo que te ha dedicado, sonríe, muestra seguridad en ti mismo y transmítele que estás satisfecho con la entrevista que has realizado.

Antes de irte, puedes pedirte su email de contacto o tarjeta, no le pidas el número de teléfono al tratarse de un dato de carácter más personal, salvo que el te lo ofrezca.

Recuerda enviar una carta de agradecimiento a su email en los días posteriores a la entrevista.

 

Otros consejos de interés:

Hacer una entrevista de trabajo

Mejores respuestas para una entrevista de trabajo

Cómo superar una entrevista de trabajo

Como vestir en una entrevista de trabajo

Entrevista de trabajo en ingles