Como Hacer un Currículum Sin Experiencia

Es posible que los últimos años de tu vida los hayas estado dedicando a estudiar, realizar diferentes cursos, viajar para aprender nuevos idiomas, vivir experiencias…

Llega la hora de incorporarse al mundo laboral, pero te encuentras son el problema de que no cuentas con experiencia previa, en ese momento es cuando surge la duda de… como hacer un curriculum sin experiencia.

En la guía que encontrarás a continuación, te vamos a dar 11 consejos clave para que seas capaz de redactar tu curriculum vitae aunque no tengas experiencia en trabajos anteriores.

1. Incluye una carta de presentación con tu currículum

Cuando careces de experiencia laboral previa, una de las mejores formas de llamar la atención de una empresa es incluir una carta de presentación.

En ella, podrás indicar exactamente qué objetivos deseas alcanzar en tu carrera profesional. De este modo, a pesar de que no cuentes con experiencia, podrás transmitir a la empresa y al reclutador tu deseo por incorporarte al mundo laboral, hablar resumidamente sobre tu personalidad, puntos fuertes, estudios, objetivos y planes de futuro.

En resumen, podrás causar una buena impresión, algo que puede ser determinante en un proceso de selección a pesar de contar con poca experiencia laboral.

2. Elige el formato para el currículum vitae adecuado

Existen diferentes tipos de curriculum vitae hoy en día, cada uno de ellos puede adaptarse mejor a un tipo de empresa o sector laboral, por lo que es importante conocerlos.

Podemos distinguirlos por cronológicos, funcionales e híbridos, que es una combinación de los dos anteriores.

El formato de currículum cronológico enumera la experiencia laboral de un candidato en orden cronológico inverso.

El formato de currículum funcional se centra en destacar las aptitudes y los logros del candidato, más que la experiencia laboral.

Si bien el formato de currículum funcional puede ser una opción atractiva para quienes buscan trabajo con poca experiencia, la mayoría de los entrevistadores prefieren un formato de currículum cronológico o híbrido.

3. Cuida los detalles técnicos

Cuando edite su currículum, asegúrese de que no haya errores gramaticales, ortográficos o de otro tipo que hagan que su currículum no parezca profesional. Luego, pídale a un amigo o familiar que lo lea de nuevo para detectar cualquier error que haya pasado por alto, ya que no puede permitirse el lujo de cometer un error de escritura o que falten palabras. Además, asegúrese de variar su lenguaje y utilizar verbos de acción en su currículum para mantener a su lector interesado en lo que está consultando, de lo contrario, terminará por desecharlo o no despertar ningún interes.

4. Mantén un equilibrio entre tus logros y actividades

Haga una lista de absolutamente todo lo que ha hecho que pueda ser útil en un currículum (Siempre pensando en el puesto al que estás tratando de acceder).

A partir de esta lista, tendrás que reducir lo que realmente debes incluir en tu currículum. Hay cosas que pueden ser relevantes para un determinado puesto pero no para otro, sin embargo si cuentas con esta lista, podrás elegir que información incluir en tu cv en base al puesto que quieres conseguir de forma más sencilla.

5. Centrate en destacar tu educación y habilidades

En lugar de la experiencia laboral, lo mejor es ampliar y centrarse en la educación y las habilidades que has desarrollado en tu currículum.

¿Qué es lo que puedes hacer bien que requiere este trabajo? ¿Qué será útil de ti para la empresa contratante? ¿Qué has hecho en la escuela y qué has estudiado que te ha preparado para asumir este trabajo? Por lo general, esto es un poco más fácil si eres un graduado universitario con educación especializada, pero incluso un graduado de secundaria puede hablar de sus asignaturas preferidas, por qué quería tomarlas y qué aprendió durante ese periodo.

Haz hincapié en el apartado académico si careces de experiencia, pero siempre enfocándolo a cualidades que pueden ser útiles para esa empresa y puesto concreto.

6. Practicas, Cursillos, Voluntarios, todo suma.

Las prácticas universitarias pagadas y no pagadas son una de las mejores armas que tienes contra la “experiencia requerida”. No sólo te dan algo de experiencia laboral en el mundo real, sino que también te permiten establecer contactos y hacer conexiones que pueden colocarte en una empresa en el futuro.

Cuando solicites un trabajo sin experiencia, asegúrate de listar cualquier pasantía que hayas completado con éxito. Si no has tenido ninguna, considera la posibilidad de solicitarla como un paso previo a un trabajo de nivel inicial, no es negativo entrar con contrato de prácticas en una empresa para ir ganando confianza y sumar en tu cv.

7. Incluye cualquier actividad extracurricular o trabajo voluntario

La mayoría de los reclutadores dicen que tienen en cuenta la experiencia de voluntariado junto con la experiencia de trabajo remunerado.

Así que cualquier trabajo voluntario que resalte tus talentos o donde aprendiste una nueva habilidad debe ser puesto en tu currículum.

Sólo incluye los pasatiempos si son relevantes para el puesto y te han dotado de habilidades transferibles que serían útiles para el puesto de trabajo que intentas conseguir.

8. Nunca incluyas los siguientes elementos

Si bien hay muchos elementos que debería considerar agregar a su currículum, hay algunas cosas que nunca debe incluir en su currículum porque apenas aportarán a la hora de la elección y mas bien, harán perder tiempo al entrevistador. Ten en cuenta que durante un proceso de selección los reclutadores consultan decenas, cientos o incluso miles de curriculums, de ahí la importancia de personalizar cada cv para la empresa a la que ira destinado.

En la lista de cosas que no debes incluir destacarían, entre otras cosas, referencias, pruebas de escritura y fotos de usted mismo. No agregue esta información a su currículum a menos que sea el reclutador quien te pida que se la proporciones.

Además, asegúrese de no utilizar una dirección de correo electrónico no profesional a ser posible. “arturitomaster44″@hotmail.com”, era un email genial cuando eras pequeño, pero ahora, evita toda dirección que no suene profesional, usa gmail o un dominio propio, crea una nueva si hace falta.

9. Palabras clave, palabras clave, palabras clave

La mayoría de los entrevistadores utilizan algún tipo de sistema de seguimiento de solicitantes para escanear y clasificar los cv que reciben. Esto puede parecer injusto, pero es la realidad de la contratación a día de hoy. Para combatir esto, vas a tener que crear e incluir una lista de palabras clave en tu currículum cuando solicites cualquier trabajo.

El mejor lugar para encontrar estas palabras clave es en la propia oferta de trabajo, o en anuncios de trabajos similares.

Esto puede traducirse en el uso de palabras clave tales como: “experto en x”,”experiencia en x”,”estudios relacionados con x”

10. Añade una carta de presentación con tu solicitud

Incluso si no se requiere, generalmente es una buena idea enviar una breve carta de presentación junto con su currículum vitae. En las cartas de presentación es donde puedes mostrar tu personalidad, y necesitas usarlas para argumentar por qué eres el candidato perfecto para este trabajo. Una carta de presentación bien redactada puede convencer a un reclutador para que te lleve a una entrevista, incluso si tu currículum no tiene todas las cosas que les gustaría ver a nivel de experiencia laboral.

11. Personaliza tu currículum para cada empresa y sector

Lo último y más importante, aunque ya lo hemos recordado varias veces en esta misma guía, es que hay que recordar que la mejor forma de crear un buen currículum es personalizarlo para cada trabajo al que se aplica.

Las diferentes ofertas de trabajo van a tener diferentes palabras clave, diferentes funciones de trabajo listadas, y así sucesivamente. Apelar a las necesidades de cada reclutador y a los requisitos del trabajo es la mejor estrategia para hacer que su solicitud pueda destacar por encima de las cientos que se presentan y que no trabajan este aspecto.

A fin de cuentas, no hay una fórmula mágica para tener un currículum ganador: el único currículum perfecto es el que te consigue un trabajo. Prepárate para modificar y actualizar tu currículum de forma continua, incluso cuando ya estés trabajando para una empresa, no dejes de pulirlo.

Utiliza un formato de currículum híbrido y céntrate en tus habilidades y educación cuando no tengas ninguna experiencia laboral que mostrarles.

Tarde o temprano, conseguirás ese trabajo y obtendrás esa experiencia que tanto necesitas.

Deja un comentario