Cómo preparar una entrevista de trabajo

Si estás preparando una entrevista de trabajo, lo primero que debes tener en cuenta es que no puedes dejar ningún cabo suelto, ya que este puede volverse en tu contra durante la interacción.

Te  estás jugando un puesto de trabajo, cualquier pequeño detalle puede marcar la diferencia entre ser el elegido o quedar descartado por el entrevistador.

En esta guía vamos a contarte paso a paso cómo puedes prepararte para ese día, cómo actuar durante la entrevista y qué hacer después.

Podríamos decir que estás realmente preparado para la entrevista cuando veas que eres capaz de contestar de forma clara a preguntas como:

  • ¿A qué se dedica la empresa?
  • ¿Qué producto o servicio ofrece?
  • ¿Qué trabajo vas a desarrollar?
  • ¿Cuentas con los conocimientos necesarios?
  • ¿Qué aptitudes extra aportarias al puesto en cuestión?

Parecen preguntas muy sencillas, pero para ser capaz de responderlas tendrás que investigar sobre la empresa, sobre el puesto, memorizar tu currículum y formación previa, estudios y fortalezas, es un muy buen ejercicio.

Días previos a la entrevista de trabajo

Son días que debes dedicarte a informarte sobre la empresa o empresas en las que has dejado el currículum, el puesto, el entrevistador en caso de conocer su nombre y preparar una buena base de información que podrás utilizar para futuras respuestas.

Consejos a tener en cuenta:

  1. Anota todos los sitios en los que dejes tu currículum, queda realmente mal recibir una llamada en la que te citan para una entrevista de trabajo pero no tienes ni idea o dudas de quién te está llamado.
  2. Mantente cerca del teléfono si estás en búsqueda activa de empleo y has dejado varios curriculums, coger a tiempo la llamada puede ser determinante.
  3. Si te llaman para una entrevista de trabajo, acepta la fecha y hora indicadas, no intentes modificarla a tu gusto.
  4. En caso de que te ofrezcan elegir el día y hora, elige un día cercano y una hora en la que el entrevistador se encuentre descansado, por ejemplo evita horas anteriores a las 10:00 de la mañana o posteriores a las 19:00 horas de la tarde.
  5. Si la citación se hace mediante un email o carta, recuerda siempre responder para confirmar tu asistencia además de tu agradecimiento por el interés en tu perfil.
  6. Prepara toda la información posible para ese día, piensa también en la vestimenta que debes llevar en base al puesto y nivel de la empresa a la que te presentas, no lo dejes para última hora o será un factor más de nervios.

 

La importancia de prepararse la entrevista

Mucha gente no se prepara las entrevistas presenciales y cuando llega el momento de presentarse frente al entrevistador, empiezan los nervios, las dudas, las respuestas incoherentes y por ende, el fatal desenlace de quedar descartado.

Si quieres marcar la diferencia en una entrevista de trabajo, debes tener muy claro que tienes que prepararte para ella y que preguntas tan simples como por ejemplo, ¿Qué sabes sobre nuestra empresa? o ¿Por qué debemos contratarte?, no pueden sorprenderte lo más mínimo.

 

Cómo preparar la entrevista de trabajo perfecta

Una de las mejores formas de preparar la entrevista es practicar, ya sea tu mismo frente al espejo o lo ideal, con un acompañante que tome el rol de entrevistador.

Si no tienes claro cómo controlar los nervios en una entrevista, te recomendamos que intentes meter lo máximo posible en el papel, siéntate en una mesa, simula que estás en una oficina, pide a un amigo o familiar que interprete el papel de entrevistador y ponte en todas las situaciones posibles para evitar sorpresas el día de la cita.

Una vez finalizada la simulación, pídele a tu “entrevistador” que te diga todo lo que cree que puedes mejorar, los momentos en los que te ha visto dudar, las respuestas que puedes mejorar…etc.

Esto te ayudará a crear un pequeño guión de preguntas y respuestas y a detectar los puntos débiles que debes trabajar.

No dejes tampoco de lado el apartado de la primera interacción, práctica el saludo y la despedida, la idea es que consigas normalizar la situación al máximo para que nada te ponga nervioso/a.

Los puntos que debes practicar para la entrevista:

  • Informate sobre la empresa, siempre se hacen preguntas sobre la actividad, historia, servicio que prestan, sector, hitos o reconocimientos que hayan tenido.
  • Ten claro el puesto que ofrecen, prepárate para él y  ten claros todos los conocimientos de los que dispones que son necesarios o pueden suponer un extra para su desarrollo, esto es muy importante.
  • Adapta tu currículum a la empresa y puesto, destacando toda la formación o experiencia relacionada estrechamente con el puesto ofertado.
  • Memoriza tu curriculum, fechas, recuerda cómo fueron las etapas de trabajo en otras empresas, en cualquier momento el entrevistador puede interesarte en tu estancia en otra empresa, un puesto que ve que has desarrollado en el pasado o un periodo concreto de tu etapa como estudiante.
  • Haz una lista con tus fortalezas y debilidades, una vez redactada, prepara una defensa que justifique o resalte tus fortalezas y minimice tus carencias.
  • Prepara encarecidamente las preguntas típicas sobre ti y tu formación, ten incluso varias respuestas a cada una de ellas, esto evitará que te quedes en blanco o se produzcan silencios incómodos. 

Recomendado: Preguntas frecuentes en una entrevista de trabajo.

 

Que hacer el día de la entrevista (Clave)

Lo primero, durante la espera, mantén la calma, evita todos aquellos pensamientos negativos que pueden desmotivarte o crearte estrés.

Repasa mentalmente las respuestas que tienes preparadas, tu formación y curriculum, mantén el pensamiento positivo, si has trabajado bien los días previos esto será solo un mero trámite.

Cuando entres por la puerta, lo principal será saludar a la persona de recursos humanos o entrevistador. Dependiendo de la empresa puede ser un responsable de rrhh, un directivo o el propio jefe, recuerda transmitir seguridad y confianza en ti mismo es algo que marca las diferencias, es una persona como tu y si todo va bien incluso seréis compañeros de trabajo o llegarás a entablar una futura amistad, no tengas miedo.

Antes de plantarte allí, recuerda haber preparado bien la entrevista los días previos y tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Recuerda llevar contigo toda la documentación necesaria para el puesto al que te presentas, esto incluye títulos académicos relacionados, un resumen con los proyectos en los que has trabajado, referencias sobre ti, experiencia…
  • Evita llevar un look muy llamativo, siempre formal y adecuado en base al nivel de la empresa a la que vas a acudir, evita prendas muy coloridas o accesorios que puedan generar opiniones variadas.
  • Bajo ningún concepto entre con gorra, gorro, gafas de sol o collares y pulseras llamativos.
  • Mantén un alto nivel de higiene, pelo limpio y peinado, ropa limpia y planchada.
  • No llegues tarde, al contrario, presentate siempre con al menos 10 minutos de antelación, la puntualidad es importante, mejor esperar que hacer que te esperen.
  • Si el día de la entrevista surge algún problema que te impide llegar a la hora estimada, avisa, explica la situación y discúlpate, no llegues tarde sin avisar.
  • Lleva contigo una libreta o tablet en el que poder tomar notas, no apuntes todo lo que el entrevistador te dice, solo datos puntuales de la empresa que no conozcas o sobre tu puesto, recuerda que se supone que tienes muy claro cual es tu puesto de trabajo y a que estas ofertando.
  • Despídete de forma amable y respetuosa del entrevistador, aunque la entrevista haya tenido un tono distendido evita los excesos de confianza.

 

Consejos dentro de la entrevista de trabajo

  • Una de las cosas que debes practicar a la hora de preparar la entrevista de trabajo, son las preguntas y respuestas, esto incluye las que vas a recibir y las preguntas que hagas al entrevistador.
  • Es muy importante que el entrevistador vea que no te sientes intimidado, que tienes interés no solo en transmitirle que eres la persona adecuada para el trabajo, sino que también quieres información sobre el que será tu futuro puesto.
  • Haz preguntas sobre tu sueldo, sobre las horas de trabajo, desplazamientos, objetivos que se esperan de ti, sobre sí tendrás personal a tu cargo o de quien dependes… interésate por tu puesto y por la empresa, crea una conversación en la que ambos recibáis información de valor.
  • Evita a toda costa hablar mal de empresas pasadas y sobretodo de los jefes.
  • No mires la hora, no transmitas la sensación de que te está aburriendo con sus preguntas, todo tu tiempo ese día es para ellos.
  • Si quieres triunfar en un proceso de selección, recuerda, la naturalidad, seguridad, presencia y educación, son algo básico.

 

Por aquí te dejamos algunos artículos de interés que puedes consultar para recabar más información sobre cómo prepararte para la entrevista: