Saltar al contenido
mientrevistadetrabajo

Entrevista Mixta o semidirigida

Entrevista Mixta o semidirigida

Cuando hablamos de una entrevista mixta, nos referimos a un formato en el que se combinan preguntas que podemos encontrar en una entrevista tanto directa como indirecta, las cuales puedes consultar a continuación si no conoces:

Entrevista directa.

Entrevista indirecta.

A lo largo de la entrevista, el candidato que se ha presentado recibirá una mezcla de preguntas abiertas y también tendrá que responder a preguntas estructurales.

Gracias a esto, la empresa podrá conocer a la perfección cuál es el perfil del entrevistado, pudiendo valorar si se acerca o no a las exigencias que consideran para ocupar el puesto ofertado.

En general, es el formato de entrevista más utilizado, ya que el entrevistador nos hará preguntas concretas, ya sea a nivel personal, laboral o de formación, a las que tendrás que dar una respuesta clara y concisa.

Esto ayudará al filtrado de candidatos, sin tener que profundizar mucho más en conocer a la persona.

También tendrás unos minutos dedicados a preguntas genéricas, tal vez más personales, en la que el entrevistador se preocupará por conocer tus inquietudes, aspiraciones y personalidad.

Es una entrevista que gusta mucho a los reclutadores, ya que en un corto periodo de tiempo pueden filtrar perfectamente a un candidato, primero con la ronda de preguntas directas y después con las preguntas abiertas, en las que además puede ver como te defiendes hablando sobre ti, tu forma de expresarte y la seguridad que tienes en ti mismo.

 

Consejos para afrontar una entrevista Mixta

Normalmente, serás preguntado por cosas técnicas referentes al puesto de trabajo o la actividad que esperan que desarrolles en la empresa. Responde siempre de forma clara y natural, no intentes utilizar un lenguaje muy técnico o tratar de impresionar al entrevistador, simplemente se claro y responde de forma concisa a la información que te ha solicitado.

Prepara bien tu ronda de preguntas abiertas, como “háblame de ti”, prepara una buena respuesta en la que puedas mencionar alguna de tus aficiones, metas, inquietudes, afinidad con el puesto o ganas de trabajar en la empresa, muestra siempre seguridad al hablar y mantente muy tranquilo.

No intentes hablar más de la cuenta, recuerda que el entrevistador está haciendo su trabajo y que por desgracia no eres el único candidato, ponle las cosas fáciles, se claro, sincero y directo y causa la mejor impresión posible.

Antes de dar una respuesta errónea o dudosa, piensa bien lo que vas a decir, para esto lo ideal es que prepares todas las preguntas posibles días antes de la entrevista, evitarás pausas incómodas o respuestas que puedan comprometerte.

 

Preguntas frecuentes en una Entrevista Mixta

Lo normal es recibir una combinación de preguntas, directas e indirectas (o genéricas), lo normal será enfrentarnos a preguntas del tipo:

  • ¿Cómo te ves de aquí a 5 años?.
  • ¿Cuales son tus principales objetivos laborales?.
  • ¿Tienes experiencia en puestos similares?.
  • ¿Que opinas de la actividad de nuestra empresa?.
  • ¿Que tal te fué en tu anterior trabajo?.
  • ¿Por qué crees que eres el candidato ideal?.
  • ¿Que tareas realizabas en tu anterior puesto?.

Más artículos de interés para preparar tu entrevista mixta: