Mentir en el Currículum – Consejos y Riesgos

Mentir en el currículum puede ser algo muy tentador cuando has enviado muchos currículums y no estás consiguiendo entrevistas. Empiezas a desanimarte, a estresarte y probablemente a sentir ansiedad por la situación.

Sin embargo, en nuestra opinión, RARAMENTE vale la pena mentir en tu currículum, y hay muchas cosas malas que pueden suceder cuando le mientes a los entrevistadores.

Por eso en el siguiente post, vamos a compartir lo que sucede cuando mientes en tu currículum… incluyendo algunos de los peligros y riesgos “ocultos” de los que podrías no ser consciente.

10 cosas malas que suceden cuando mientes en tu currículum

1. Los puestos de trabajo o títulos inventados pueden sonar falsos

Una de las tendencias más populares entre todos los que están buscando trabajo estos días es adornar o inflar sus titulaciones o experiencia laboral. La idea básica aquí es que los solicitantes se preocupan de que sus titulaciones actuales son demasiado poco impresionantes como para captar el interés de un entrevistador o gerente. Como resultado, modifican esos títulos para que parezcan más importantes.

Por ejemplo, un barman en un restaurante podría poner su trabajo como “mezclador”. Un usuario de Twitter que arreglaba sillas en un teatro dijo que adornó su puesto de cara al curriculum y puso que su trabajo era “Presidente del Departamento de Teatro”. Es un caso extremo, pero hay muchos otros ejemplos, y muchos de ellos suenan falsos para los entrevistadores experimentados.

Para evitar despertar sospechas, cíñete a la verdad cuando se trate de tus puestos de trabajo anteriores.

2. Tus referencias pueden crear lagunas en tu historia

Títulos de estudios falsos, puestos adornados con responsabilidades laborales y fechas de contratación inexactas podrían parecer cosas que pueden ayudar a aumentar sus posibilidades de contratación. Sin embargo, tenga en cuenta que los empleadores sí llaman a las referencias, e incluso si no menciona a un antiguo jefe, es probable que su jefe anterior reciba una llamada telefónica para preguntar qué tal fue su paso por la empresa.

A los reclutadores les gusta verificar la información del currículum de sus candidatos más serios, y eso podría incluir una llamada al departamento de recursos humanos de la compañía donde usted solía trabajar (esa que te has inventado). Los representantes de RR.HH. no suelen decir mucho sobre los empleados anteriores, pero confirmaran o negaran información clave como los puestos de trabajo que ocupaste, las responsabilidades y las fechas de contratación.

En otras palabras, pueden desmontar la historia que estés tratando de contarle en tu currículum.

3. Los controles de verificación pueden detectar datos falsos como títulos o certificaciones

Las llamadas a jefes anteriores y las referencias no son las únicas comprobaciones de verificación que hacen los reclutadores. La mayoría de ellos al menos verifican títulos universitarios y licencias o certificaciones profesionales. Muchos reclutadores hacen una verificación de antecedentes. Si mientes sobre cualquier información en tu currículum, asume que estarás fuera del proceso de selección.

4. Aportar una titulación falsa podría calificarse como fraude

Sí, mentir en el currículum vitae es algo común. Pero eso no significa que sean inofensivas o aceptables a los ojos de la ley. El fraude de currículums es un problema muy real, y aunque las leyes sobre el tema varían de un país a otro, la conclusión es que podrías terminar en un gran problema legal si mientes en tu currículum, o lo que es peor, si terminan contratandote y te pillan cuando ya eres empleado de la empresa.

5. Los entrevistadores no te contratarán si te ven mentir en el currículum

Ponte en el lugar de un reclutador. Estás tratando de optar a ocupar una posición vacante y quieres contratar a alguien que se quede y que de verdad pueda cumplir con lo que el puesto necesita.

¿Sería más probable que se arriesgara con alguien cuyo historial de trabajo es escaso pero que parece inteligente, apasionado y amable? ¿O sería más probable que contratara a alguien que voluntariamente miente en sus logros y experiencia y le miente a la cara durante la entrevista? El 100% de las veces, los reclutadores optarán por lo primero, así que no corras el riesgo de ser etiquetado como mentiroso, es algo que además puede perseguirte en futuros trabajos.

Así que si haces algo que levante siquiera un poco de sospecha, podría terminar con tus oportunidades de ser contratado. Incluso si eres el candidato más cualificado sobre el papel.

6. Incluso si “te sales con la tuya”, puede ser un problema en el futuro

No sería la primera vez que contratan a alguien que ha mentido en cuanto a su formación o experiencia laboral, pero en el mundo laboral, las mentiras tienen las patas muy cortas y puede ser algo que termine lastrándote toda la vida en unos meses.

Tal vez tu superior lo descubra el primer día en que no puedas usar un software que dices haber usado en el pasado. Tal vez el descubrimiento se produzca dentro de 2 años, después de que hayas ascendido en la empresa. En cualquier caso, nunca vas a estár completamente “cubierto”.

7. Mentir en el currículum puede destrozar tu futuro

Echemos un vistazo a un profesional que inicialmente se salió con la suya por deshonestidad de su currículum. Hay casos en los que incluso a un CEO de una reputada empresa le han hecho renunciar a su puesto después de que la compañía descubriera que había mentido en su currículum en el pasado. hablamos de un caso donde el “estafador” había afirmado tener dos títulos universitarios cuando en realidad no tenía ninguno.

8. Podrías terminar haciendo el ridículo en tu trabajo

Un error común que suele cometer todo aquel que modifica sus currículums, es poner que sabe hacer todo lo que la oferta de trabajo solicita, cuando en realidad no tiene ni idea, o poca, de lo que se pide.

No quieres un trabajo para el que no estás cualificado. Te sentirás despistado, inepto y estresado, y tus jefes se darán cuenta en las primeras horas. En lugar de intentar ser algo que no eres, identifica tus mejores cualidades y tus habilidades y encuentra un trabajo en el que seas bueno, en lugar de mentir y optar a algo que no serás capaz de saber llevar.

9. Mantener todas tus mentiras en orden es más difícil de lo que parece

Decir la verdad es mucho más fácil que mentir. No tienes que preocuparte por contradecirte o decir accidentalmente algo que haga que todo tu castillo de naipes se derrumbe. Mantener todas tus mentiras es difícil durante todo el proceso de selección de un trabajo y más aún si terminas ocupando el puesto.

¿Cómo vas a hablar sobre un trabajo que nunca tuviste en tu entrevista? La peor parte es que, si consigues el trabajo, mantener tu mentira en secreto se hará más difícil. A medida que se acumulan las mentiras, es más difícil mantenerlas. Ahórrate situaciones incómodas y di la verdad.

10. Los reclutadores saben que deben buscar mentiras en tu currículum

Según las encuestas oficiales, el 58% de los reclutadores han  detectado al menos una mentira en el currículum de un solicitante alguna vez. Los encargados del proceso de contratación saben que les esperan algunos datos falsos o ligeramente adornados en los currículums. Muchos de ellos también saben cómo detectar algunas señales que te pondrán nervioso durante la entrevista y terminarán por delatarte.

En otras palabras, no esperes que tu entrevistador se trague cada palabra que escribes en tu currículum como si fuera una verdad absoluta. Tendrás que demostrar en todo momento de lo que hablas.

Ahora que sabes lo que puede suceder si decides mentir en el currículum, puedes decidir por ti mismo si vale la pena o no.

Nuestro consejo, es que evites falsear un currículum vitae, di la verdad, mantente tranquilo durante la entrevista y posiblemente tendrás muchas más opciones.

Deja un comentario