Superar una entrevista de trabajo

En este articulo, vamos a tratar de contarte todos aquellos consejos que pueden ayudarte a superar una entrevista de trabajo con éxito, aquellos detalles que a toda persona que se encuentra inmerso en un proceso de búsqueda de empleo, debe conocer para mejorar su presencia y resultados en los procesos de selección.

Estos consejos puedes tomartelos como una simple sugerencia de cara a una futura entrevista, o por el contrario, hacer que estos tips para entrevistas de trabajo sean un punto a tener en cuenta, en el que apoyarte y conseguir un empleo como el que estás buscando hace tiempo.

En esta guía, no vamos a decirte que es lo que quiere oír el personal de recursos humanos, tampoco vamos a darte una fórmula mágica para ser seleccionado en una entrevista, esto son factores que dependen de la empresa, el tipo de entrevista y la propia personalidad del entrevistador.

El primero de los consejos que debes tener en cuenta, es no memorizar y vomitar la información como si fueses un robot, no debe notarse que te has preparado las respuestas, la naturalidad es uno de los factores más importantes.

El segundo punto a tener en cuenta es tu actitud, siempre debes mantenerte positivo y participativo, debes transmitir un interés real por el puesto de trabajo.

Partiendo de esta base, empezamos los consejos fundamentales para superar una entrevista de trabajo con éxito

 

Informate sobre la empresa y el puesto de trabajo.

Bajo ningún concepto debes presentarte a una entrevista de trabajo sin tener clara la actividad de la empresa, producto o servicio que ofrece, características del puesto ofertado o incluso hitos y éxitos pasados de la empresa, algo que puedes solucionar dedicando un par de horas a buscar información en internet sobre la empresa en cuestión.

En este sentido, saber de que departamentos está formada la empresa, su mercado principal, proyectos nuevos que se hayan dado a conocer y en los que estén trabajando o su situación financiera actual, pueden darte un extra a la hora de dialogar con el entrevistador en profundidad y transmitir que eres una persona que conoce el sector, la empresa y que puede ser un activo importante.

Si conoces el nombre de tu entrevistador, búscalo en redes sociales como Linkedin, esto te ayudará a saber si te va a entrevistar un profesional de recursos humanos o un trabajador del propio departamento que ocupa un cargo a tener en cuenta.

Infórmate sobre el puesto en cuestión, las posibles funciones que tendrás que desarrollar, el salario medio de tu puesto en otras empresas, el nivel de presión al que puedes estar sometido dependiendo de la actividad, si vas a tener gente a tu cargo…quien tendrás por encima… todos esos datos te darán soltura durante la entrevista.

 

Ten claro tu curriculum vitae

Presentar un buen currículum es vital en cualquier proceso de selección hoy en día, pero además de ello, debes saber cómo defenderlo.

El entrevistador puede hacerte preguntas concretas que correspondan a una etapa pasada de tu vida, ya sea a nivel estudiante o a nivel profesional.

Para ello, memoriza bien las fechas y etapas en las que has empezado y dejado de estudiar, entrado a trabajar en una empresa y finalizado tu actividad con ella.

Prepara defensas en caso de contar con algún despido en tu historial o etapa de desempleo.

Es común enfrentarse a preguntas del tipo:

  • ¿Por qué abandonaste tu anterior puesto?
  • ¿Que hiciste durante estos meses desempleado?
  • ¿Por qué decidiste estudiar x carrera?

Es muy importante que contestes con sinceridad a este tipo de preguntas, preparalas los días previos a la cita.

 

Practicar la entrevista de trabajo

Uno de los mejores consejos que podemos darte desde esta web, es que prepares a conciencia la entrevista, eso incluye simular situaciones y a ser posible, con alguien que ocupe el puesto de “entrevistador ficticio”.

  • Pon en práctica todo tipo de preguntas y respuestas que creas que el entrevistador puede hacerte, simula situaciones de tensión con tu entrevistador y aprende a solventarlas siempre con educación y respeto.
  • Prepara muy bien tus fortalezas y debilidades, esto quiere decir que debes ser capaz de desarrollar tus puntos fuertes, el valor que puedes aportar a la empresa, tus éxitos pasados y tus virtudes aplicables al puesto que se oferta. No te quedes solo en listar tus puntos fuertes, desarrolla cada uno de ellos y pon ejemplos de situaciones en los que te hayan sido de utilidad. En cuanto a las debilidades, listalas y prepara una defensa para cada una de ellas, debes ser capaz de minimizarlas.

 

Mantén una actitud convincente

El entrevistador ha seleccionado a decenas, incluso cientos de personas si se trata de empresas grandes a lo largo de su vida, no intentes engañarlo o aparentar algo que realmente no eres.

Trata de despertar su interés siendo natural, transmítele tu deseo por optar al puesto de trabajo, tus ganas de crecer a nivel personal y profesional a la vez que ayudas a la empresa, el entrevistador debe quedarse con la sensación de que en caso de seleccionarte, serás una persona que lo dará todo por la empresa.

Si el entrevistador detecta que para ti es un puesto más, o que solo estás pensando en conseguir un sueldo, posiblemente serás descartado.

 

Debes hacer preguntas, sin miedo

Es muy importante que tanto el entrevistador como tu, salgáis de la entrevista con toda la información necesaria clara, esto incluye también aquellas dudas que tuvieses referentes al puesto, horarios, salario o responsabilidades.

No tengas miedo en interactuar con el reclutador, él está ahí para conocerte y detectar si eres la persona adecuada, pero también para brindarte la información que necesites, ya que si todo va bien, terminarás siendo esa persona.

No hagas preguntas sin sentido, preparalas bien, anota todas las dudas que tengas y aprovecha el mejor momento para hacerlas, no interrumpas un momento en el que esté interesándose por tu formación o experiencia.

Durante la primera parte de la entrevista, en los primeros minutos, puedes además hacer algúna pregunta para romper el hielo justo después de presentarte, como las que te dejamos a continuación:

  • ¿Que puesto tiene usted en la empresa?.
  • ¿Lleva mucho trabajando aquí?.
  • Hace poco leí que la empresa había lanzado x producto, ¿está funcionando bien?.

 

En cuanto a las preguntas de interés para ti como trabajador, lo ideal es hacerlas cuando la entrevista esté llegando a su fin, normalmente suelen ser:

  • ¿Cuánta gente tendría a mi cargo? (En caso de ser un puesto de responsabilidad).
  • ¿Cuántos miembros somos en el departamento?.
  • ¿Tenéis planes de formación para trabajadores?.
  • Tampoco tengas miedo a hacer preguntas directas como: “¿Cree que cumplo con los requisitos?, estaría encantado de poder trabajar para esta empresa”.

Comportarse correctamente durante la entrevista

  • Debes dejar de lado los nervios y dudas antes de entrar en la entrevista, concéntrate al máximo para entender cada una de las preguntas que te haga el entrevistador y ofrece la mejor respuesta posible.
  • No interrumpas a tu entrevistador, deja que formule las preguntas o que desarrolle sus opiniones, después, da tu punto de vista o facilita la información que te ha solicitado.
  • Evita distraerte, no mires por la ventana en caso de que haya una, evita a toda costa mirar la hora o un reloj, no pierdas el tiempo mirando los objetos que se encuentran sobre la mesa, centra tu mirada en tu entrevistador y transmite que tienes total atención en sus preguntas.
  • No trates de ser excesivamente gracioso, el punto de humor es importante y puede ayudar a romper el hielo, pero no debes convertir tu entrevista en un monólogo de humor, mantén la seriedad y gestiona los puntos de humor solo si la situación surge de forma natural.
  • Mantén una postura relajada, evita mover en exceso las piernas, hacer ruidos con los pies, tocar objetos de la mesa o apoyarte sobre ella, mantente recto y con una posición adecuada, tu lenguaje corporal es importante y proyecta una imagen de ti.
  • Si tienes conocimientos sobre la empresa, sus productos o servicios, habla de ello y transmite al entrevistador que has estado investigando y que te preocupas por conocer lo que puede ser tu futura empresa.
  • Da respuestas claras, no trates de adornarte en exceso o tratar de mostrar superioridad en un tema, simplemente facilita la información solicitada, desarrolla aquellos puntos que puedan ser de valor para el puesto al que te presentas y no intentes acaparar la atención.
  • Desarrolla tus éxitos, puntos fuertes y virtudes, no vale solo con nombrarlas, explica por qué consideras que eres bueno en algo y si es con ejemplos, mejor.
  • Mantén el respeto con tu entrevistador, no importa lo cercano que se muestre contigo, debes mantener un trato cordial y respetar las distancias, el exceso de confianza puede hacer que te relajes y bajes la guardia, des respuestas erróneas o termines hablando de cosas que no tocan.
  • No mientas al entrevistador, bajo ningún concepto.

 

Qué hacer al finalizar la entrevista

Lo primero que debes hacer una vez que el entrevistador da por concluida la entrevista, es despedirte amablemente, darle las gracias por el tiempo que te ha dedicado y por la oportunidad que supone ser un candidato firme para la empresa y pedirle amablemente su tarjeta o email.

Una de las prácticas más utilizadas una vez que finaliza la entrevista de trabajo, es enviar una carta de agradecimiento en los días posteriores a la entrevista, así que cuando llegues a casa, empieza a trabajar en redactar una pequeña carta en la que de nuevo, agradezcas la oportunidad, transmitas tus ganas por ser la persona elegida y te despidas de forma cordial.

Otra de las tareas pendientes de cara a superar una entrevista de trabajo, es que cada vez que te presentes a una, analices después las preguntas que te han hecho, las respuestas que has dado y trabajes en pulir todos aquellos detalles que no te han convencido.

 

Otros tips para superar una entrevista de trabajo y ser seleccionado.

  • Nunca presentes tu curriculum vitae sin más, prepara siempre una carta de presentación personalizada, en la que hables de ti y de tu deseo por formar parte de la empresa, destaca en ella tus virtudes aplicables al puesto ofertado, habla de tus metas y aspiraciones, alguna de tus aficiones y despídete de forma respetuosa, agradeciendo el tiempo dedicado a leer tu carta y curriculum.
  • Piensa bien cómo vas a vestir en la entrevista de trabajo, no lo dejes para última hora, investiga cual es el tono de la empresa, para ello puedes acceder a su web y buscar fotos de equipo, pasarte por la puerta de las instalaciones y fijarte en los trabajadores que llegan o buscar en Linkedin trabajadores que formen parte de la empresa y consultarlos amablemente diciéndoles que vas a presentarte a una entrevista.
  • Nunca llegues tarde a la entrevista, prepárate y llega siempre con al menos 10 minutos de antelación a la oficina.
  • Trata de averiguar quién va a ser el encargado de realizar tu entrevista, si tienes su nombre, búscalo en Linkedin u otras redes sociales y trata de averiguar el puesto que ocupa en la empresa.

Además de estos consejos, te recomendamos leerte los siguientes artículos, los cuales te ayudarán a superar una entrevista de forma satisfactoria.